FANDOM


En el marco del evento de la expo-vocacional con fechas 3, 4 y 5 de septiembre de 2014, la iniciativa apunta a convocar a la comunidad a tres jornadas en las que tendrá un lugar destacado las charlas con jóvenes sobre carreras y oficios que se ofrecen desde instituciones terciarias y universitarias, públicas y privadas en la provincia del Neuquén. Se buscará orientarlos y/o reorientarlos en función de sus experiencias de aprendizaje previas, sus propios intereses y saberes, deseos, expectativas, gustos, representaciones personales, etc. sobre la base estratégica y metodológica que implica la puesta en juego de una dinámica psico-social con interacciones simbólicas, comunicación, reflexión y diálogo intercultural que dan sentido de integración para la inclusión de sí mismo y del otro/a joven que habita, convive, se prepara desarrollando sus potencialidades, trayectos e identidad personal/social para ser un ciudadano más o menos organizado, pensante, actuante y relacionado a los demás, en este complejo mundo contemporáneo.

Concebimos que la vocación es una inclinación que tiene una persona a cualquier estado, carrera o profesión. El término proviene del latín "vocatio" que significa “llamado” y a nivel general, la vocación aparece relacionada con los anhelos y con aquello que resulta inspirador para cada sujeto. Se supone que la vocación concuerda con los gustos, los intereses y las aptitudes de la persona. En esta propuesta, se busca hacer emerger en el otro/a algún indicio de “llamado” o de algún deseo de emprender una carrera, oficio, profesión o cualquier otra actividad cuando todavía no se han adquirido todas las actitudes o conocimientos necesarios. Se rescatan y tensionan formas de narrar o de construir relatos acerca de los jóvenes desde un discurso que ha pretendido ser ilustrativo por conllevar una determinada comprensión de estas personas desde el significado impuesto por un saber autolegitimado.

Algunas reflexiones pasan por fenómenos acontecidos en diferentes ámbitos (educativos, laborales) y por un análisis que considera tiempos pasados y actuales que demandan una nueva forma de producir el discurso sobre los jóvenes y que sobre todo, no desconocen a estos sujetos como co-autores de tal o cual relato. En este sentido, hablamos de producción dinámica con creación de textos asignificantes e imágenes metonímicas cuyo interés consiste en elucidar cuál es la función que el texto-imagen tiene para el participante que acude a leerlas e interpretarlas, combinando maneras posibles sobre cómo se produce la reflexión acerca de personas “jóvenes” considerando en algunos casos, cierto tipo de agenciamiento maquínico que tales escritos y/o imágenes pudieran suscitar.

En tal sentido, sabemos de diversos estereotipos que se han construido en torno a la figura de los jóvenes, como los provenientes de una estructura arbórea que pretende descubrir en la raíces de la psicología evolutiva una explicación para los “desordenes” que ellos manifiestan en sus formas de vida. A su vez que, tanto la visión biologicista y psicológica contribuyeron a la configuración de un sujeto adulto como punto de llegada de un proceso ordenado desde la niñez, suponiendo como metáfora que el niño contiene al adulto como la raíz al árbol o; que el niño deviene adulto como uno deviene de dos. Que el psicoanálisis en su forma más primigenia supone que: en la forma de vida del niño se encuentra contenida la potencia cuyo acto ideal es, la persona adulta. Y estos aspectos pueden sintetizarse en la siguiente idea básica que orientará nuestra hipótesis de trabajo y actividades de la charla-taller: “muchos de los estereotipos o imágenes legitimadas de los jóvenes, operan como obstáculos o barreras de desarrollo del pensamiento y vocación humana, pues encuentran sus raíces discursivas en una psicología evolutiva y sus raíces científicas en el supuesto metafísico del niño como raíz del adulto”.

Una muestra de empírica de la existencia operativa de esta estructura conceptual, se la puede encontrar en textos que conciben a la juventud como una “etapa de tránsito” entre la niñez y la adultez, lo cual dificulta o impide ver en los jóvenes, una manifestación del nuevo orden social (democrático) en el que nos encontramos. Desde la concepción de la juventud como etapa transitoria se hace cuasi imposible cualquier valoración de sus expresiones y narraciones y se mantiene un discurso disciplinario que frecuentemente, invisibiliza la memoria socio-cultural-educativa que se configura en los escenarios juveniles como una forma de poner en juego, su saber empírico o práctico cotidiano.

Esta forma de saber empírico que se puede hallar en las formas de vida de los jóvenes, exige que la nueva reflexión a hacer en situación y en relación a la juventud-madurez, no se realice desde un discurso meramente formalizado que se supone portador de un significado a descubrir, sino un discurso que a la hora de componer y leer los textos sobre y junto a ellos, nos permita usar múltiples y dinámicas estrategias cognitivas y de acción conjunta, símil a como viajan los flujos hacia un interior y exterior de los órganos y tejidos vitales. Al considerarlos en red interactiva como co-productores de conocimientos y saberes y ayudándonos desde una visión de escuela inclusiva, se pueden ir configurando otros modelos interpretativos de manifestación juvenil-adulta, que tengan en cuenta cierto sistema: espíritu-cuerpo maquínico o naturartefactual con rol humano y perfiles cambiantes en organización que aprende con lectura, cálculo y escritura por ej. escolar-académica. Se pretende producir discursos (libros, revistas) con los jóvenes, donde los relatos posibles pongan en circulación trayectos con lógicas analógico-digitalizadas, asumiendo compromiso con el conocimiento y el propósito de esgrimir tanto lo imaginado-argumentado, como las certezas y dudas en las miradas establecidas, que de ellos se hace desde diferentes actores de la sociedad y del poder (gubernamental y/o de los medios de comunicación).

Al respecto ya hay algunas pistas alentadoras y caminos andados. Por ej. Deleuze propone el libro como una máquina abstracta que se inventa en las prácticas sociales de tal forma que cada lector es co-autor porque el libro no es concebido como algo que termina en la lectura personalizada, sino que se expande en un “afuera”. Que, en el caso de los libros tradicionales sobre jóvenes, ha sido controlado para evitar la desestabilización del orden social establecido (ver Eco, H. “el nombre de la rosa” o Jung, C. “el libro rojo”). Vemos aquí entonces la necesidad de construir un espíritu-máquina teórica con vocación humana que no sólo refleje las distintas historias y realidades del mundo juvenil, sino que provoque un agenciamiento situado en un horizonte real-utópico de transformación. Que permita el desarrollo y crecimiento de las múltiples conexiones real-virtuales que se puede encontrar hoy entre el mundo juvenil-adulto (signado por inmersiones e hipermediaciones TIC en red web 2.0 -2D- o 3.0 -3D-) y una sociedad emergente con realidad ampliada. Sin hacer uso de un discurso meramente ideológico en la máquina teórica sobre jóvenes, consideramos que se debe reconocer necesidades básicas y ese “deseo social” que permite hacer de la teoría, un motor de las nuevas formas de organización (con perfiles-roles-tareas) y gestión de los recursos natur-sociales o materiales y humanos posibles y disponibles.

A diferencia de los discursos adulto-céntricos que han hecho de los jóvenes “el futuro de la patria”, “el camino hacia la madurez” o “los sujetos en preparación para la vida”, el nuevo espíritu-máquina teórico-práctica acerca de la juventud, encierra una reflexión sobre la sociabilidad (la sociedad organizándose, estructurándose con frecuentes cambios y algunas permanencias) en conexión con el deseo y anhelos de la juventud. Cualquier máquina que opere en “modernidad líquida” y se relacione con los jóvenes (teórica, sintáctico-semántica, socio-tecnológica) debe estar conectada con sus necesidades, deseos y anhelos; porque de esa manera y en este sentido, es posible plasmar un modelo con cierta visión de máquinas moleculares institucionalizadas, resultando más operativo el encuentro entre lo instituyente-instituido en el hecho o fenómeno recíproco “dar-recibir vida”, permear y permitir que los sujetos jóvenes-adultos sean partícipes o co-protagonistas de agenciamientos socio-culturales capaces de idear y desarrollar diferentes formas de organización para el aprendizaje y gestión vinculadas a capacidades y competencias necesarias para el buen desempeño de los oficios y/o profesiones del entorno glocal.

Con estas nuevas formas de organización y gestión “entrópico-negentrópica” en rulo de vida entre adultos-jóvenes en tensión “equívocos-unívocos”, se pueden ir constituyendo ciertos procesos “armónicos” enantiopoiéticos captadores de cuerpos sin órganos pre-establecidos” (organización-aorganización) que en contraposición, propongan lo mejor y relativicen el orden reproductor imperante. Desenvolviéndose como un paréntesis gutembergiano y fortaleciéndose en la constante tensión que supone el status quo-movimiento popular laboral-académico intelectual, ante la probabilidad cuasi segura de ser capturados en el camino por la máquina teórica tradicional. No podemos desconocer a ésta a veces llamada “máquina de impedir” capaz de una veloz deslegitimación de sus expresiones y realizaciones, al no encontrar contrapropuestas, contra argumentaciones y; si ésta además, actúa unilateral, sistemática y premeditadamente, bajo poderes (tero prensa-gobierno-justicia) hablando y gestionando desconectadamente a dichos jóvenes (que tienen códigos y lenguajes particulares) como parte activa de la producción de los bienes materiales y simbólico-culturales.

En tal sentido, existen indicios de tratamiento mediático que reciben los jóvenes en las distintos Medios de Comunicación, que puede ser entendido como la aplicación del poder a través de las máquinas del estado (no entendidas como organismos que pertenecen jurídicamente al Estado sino que simbólicamente contribuyen a mantener el sistema imperante) que se enfrentan a estos jóvenes espíritu-máquinas, que desde la acción de sujetos emergentes pueden devenir en una sociedad (organización aorganizada) que persigue su transformación. En su mayoría, los Medios de Comunicación, en lo que respecta a los jóvenes, manejan un “discurso unívoco” que representa las agrupaciones juveniles, interpretados como “sujetos de desconfianza” y como una potencial amenaza para la sociedad.

Los textos en ciertos contextos, pueden mostrarnos una denotación y connotación sesgada y al aplicárseles un poco de práctica hermenéutica, no es difícil darse cuenta que frecuentemente, son codificados a partir de un relato o una narración que envuelve a aquellos, de cierto aire de misteriosidad y peligrosidad. Que no siempre existe un interés por aproximarse a nuevos saberes procesados y explicitados por ellos mismos, sino el propósito de articular una versión canonizada desde “afuera”. En otras palabras, existen sistemas y medios de comunicación que proponen “la vía acertada” para interpretar a los jóvenes, agregando al discurso tradicional, el factor del miedo. Por lo que resulta difícil (si se desconocen estas barreras) al educador, instructor, guía, orientador y mediador, tender puentes: “lo que hoy soy-lo que mañana puedo llegar a ser”, con miras a que conviertan sus propias utopías en realidades deseadas. Desde nuestra postura, la sociabilidad entre jóvenes-adultos entonces, puede mejorarse y fortalecerse creando confianza, haciendo que el otro/a pueda sentirse “parte de”, transmitiendo y practicando optimismo frente a las ofertas educativas y laborales; en vez de ese miedo constituyente de una actitud apriorística a la hora de establecer conexiones con los sectores juveniles.

Y esto porque se considera que “no puede ser visto como actor de la emancipación aquel que, no sólo es un peligro para el/los poderoso/s sino que es un peligro para todos, incluso para ellos mismos”. Por lo tanto, entre otros actores, los Medios de Comunicación (plasmada por ej. en una radio de la comunidad escolar-fliar) pueden constituirse en un espacio privilegiado para hacer de las máquinas de guerra, unas máquinas de estado en constante acción-reflexión sobre la acción, lo que es símil a hacer de las máquinas deseantes, máquinas molares en crecimiento y desarrollo potencial-real. Lo cual no quiere decir de ningún modo que lo deseado es el perfecto antónimo de lo instituido, sino que lo instituido, como manipulación y masificación del deseo, pierde la dimensión utópica que, cuando hablamos de jóvenes, se les achaca como uno más de sus males posmodernos. Por lo anterior, es muy posible detectar prácticas juveniles que se constituyen un rizoma. En el sentido de Deleuze y Guattari, los rizomas son entre otras cosas, diversidades ramificadas que dan cuenta de una multiplicidad y que, a imagen de los rizomas en botánica, pueden ser entendidos como una serie de raíces y raicillas que nacen de un tallo subterráneo. Pues a esto se asemejan tales prácticas cuando encontramos en ellas las expresiones de una sociabilidad que, a la vez que se expande aumenta sus conexiones a través de la convergencia de varias raíces en puntos que logran mantener el flujo de la información y las relaciones. Las tribus urbanas son ejemplos claros de los “cuerpos sin órganos” que de alguna forma se mantienen organizados aunque no cuenten con un fin específico más que el de hacer visible la heterogeneidad que las identifica. Además, no podemos hablar de ninguna tribu urbana que no cuente con algún grupo que se haya separado para dar paso a un nuevo rizoma que, de alguna forma continúa conectado.

Algunas Tecnologías Específicas como las de la Información y la Comunicación (TIC) han facilitado enormemente la expansión de tales rizomas y de cierta forma el cuestionamiento a la estructura arbórea que se produce a través de los Medios de Comunicación que no facilitan la interacción. Creemos que las TIC han contribuido a cuestionar el agenciamiento de la máquina teórica tradicional sobre jóvenes, especialmente porque es el sector juvenil el que ha realizado una apropiación más intensa de ellas, tal vez porque sus formas de vida obligan a la evolución de la tecnología-rol humano y porque a su vez, las nuevas tecnologías influyen en sus transformaciones culturales.

Dos son los soportes que a nuestro parecer las TIC han contribuido a hacer de las prácticas juveniles una manifestación de lo rizomático: las tecnologías de comunicación interpersonal y las tecnologías que permiten diversas formas de hacer broadcasting por medios propios. La primera porque ha permitido que el espacio deje de convertirse en la condición indispensable para las relaciones con lo cual los jóvenes han logrado mantener las conexiones a pesar de la fronteras físicas; y el segundo, porque han hecho posible la visibilidad de lo juvenil como un fenómeno interclasista y marca cultural de la globalización. Sin embargo, no podemos obviar la tensión evidente que se produce cuando la idolatría del consumo logra someter estas máquinas de confrontación logrando hacer que en no pocas ocasiones las TIC refuercen los estereotipos de la máquina teórica tradicional, razón por la cual necesitamos impulsar una máquina teórica novedosa (radio no tan convencional del tipo 678 AM khz ) que esté preparada para procesar y dar cuenta de esta situación. Promoviendo espacios para la difusión, la reflexión, el respeto y la puesta en común de valores para la convivencia con la otredad, con las costumbres y tradiciones enmarcadas en una dimensión ideológico-cultural.

Buscamos orientar y reorientar vocaciones sin perder de vista las profesiones, considerando válida esta experiencia de conexión a múltiples y diversas expresiones culturales entre nosotros y con el otro/a porque tal como lo indican antropólogos como (García Canclini, 2009) a nivel mundial están sucediendo fenómenos globales tales como: la contradicción, la confusión, la contracción, la colisión entre comunidades, grupos y personas de diferentes lugares (Por ej. jóvenes representantes de Ministerios Economía-tradicionales“buitres”). Y que estas cuestiones y tales circunstancias, alteran los cuestionamientos en torno a lo local, lo nacional y lo transnacional; de tal manera que por ejemplo, el consumo, educación, trabajo y territorio son escenarios des localizados que requieren de sitios específicos—sean concretos o virtuales—para producir el sentido que los sostiene.

Por lo cual con este evento, estaríamos generando un espacio con distintos ámbitos para que se organicen y presenten propuestas estético expresivas, turístico científico artísticas y cultural educativas; que posibiliten una construcción y sostén colectivo de dicho sentido, ampliando y profundizando por otra parte, el significado que tiene realizar un encuentro de jóvenes acompañados por algunos adultos orientadores, tutores, etc. para tales fechas.

El anterior autor citado, se pregunta si aún tienen sentido las figuras teóricas post o multi, si tiene sentido desvincular los campos de la antropología, la sociología o la comunicación. En contrasentido, en la realidad la hibridación es latente, en la vida cotidiana no existe una frontera real que divida las emociones de las prácticas o los pensamientos: “La intensificación de los cruces entre culturas induce a extender el campo de estos aportes. No se trata de aplicar los conocimientos generados por esas investigaciones, en su mayoría restringidas a la dinámica interpersonal o a lo condicionado por los objetivos pragmáticos y pedagógicos de la integración de minorías, a procesos de mediación tecnológica y de escala transnacional. El crecimiento de tensiones en todas las áreas de la vida social, en interacciones masivas entre sociedades, en las expansiones del mercado y los fracasos de la política, está incorporando las preguntas por la interculturalidad a disciplinas que no usaban la expresión y reclaman nuevos horizontes teóricos” (G.Canclini, 2009).

Es decir, es necesario buscar en la diferencia, la hibridación; en la desigualdad, la interacción; en la desconexión, la conexión. En suma: la inclusión canalizada a través de un diálogo dialógico y diatópico porque además, la interacción entre culturas se intensifica, impulsada por los intercambios tecnológicos y económicos y el aumento de choques interculturales hace pensar que soportamos mal tanta proximidad. Al tratar de dar respuestas a ¿Cómo organizar mejor este paisaje?, se encuentra que la mayoría de los antropólogos concluye que algunos procesos nos diferencian y otros nos homogeneízan; que los sociólogos se detienen a observar los movimientos que nos igualan y los que aumentan la disparidad y; que los especialistas en comunicación suelen pensar las diferencias y desigualdades en términos de inclusión y exclusión. Y tras la necesidad-utopía de intentar a la vez de: reconocer las diferencias, corregir las desigualdades y conectar a las mayorías; se están reclamando nuevos horizontes teóricos.

Al revisar los instrumentos con que las ciencias sociales buscaron construir mapas para esta tarea, Canclini nos ofrece una interesante obra o renovada producción orientadora sobre teorías socioculturales y fracasos políticos. Recorre críticamente la trayectoria reciente de la antropología cultural, la sociología de Bourdieu y la posbourdieuana, los estudios culturales y las teorías de la comunicación. Desde una perspectiva transdisciplinaria e intercultural, el autor experimenta su enfoque al analizar las culturas juveniles, las sociedades del conocimiento y el derrotero del cine latinoamericano en la globalización. Finalmente, concluimos que proyectando con inteligencia y responsabilidad la organización y el desarrollo de cada encuentro para el evento, se cumplirá con el objetivo general: que los expositores oferentes y jóvenes convocados, se sientan escuchados, respetados como verdaderos protagonistas de sus propios procesos vivenciados y a vivenciar en el ámbito preparado como charla-taller, debate o experiencia socio-cultural-educativa que implica la exposición vocacional para que siga dando muy buenos resultados a todos/as.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar